martes, 7 de julio de 2020

¿QUÉ ES EL COACHING?

Una mirada a esta herramienta de vida

A lo largo del tiempo como seres humanos, nos enfrentamos a una multiplicidad de situaciones dolorosas y difíciles en nuestra vida. Esta constante nos hace tomar un camino en el desarrollo de nuestra vida que no siempre es el camino que hemos imaginado o deseado para nosotros y eso nos hace sentir decepcionados, estresados, molestos, ansiosos, tristes y en general tenemos un sentimiento de ya no poder más.

Esta sensación cuando llega a niveles críticos comienza a manifestarse en todo lo que hacemos, vemos y terminamos atrayendo más de eso que no queremos; afectando nuestras relaciones, carrera, salud y espiritualidad entre otras cosas; En este momento el ser humano se enfrenta a una decisión que puede transformar su realidad y mejorarla o continuar en el camino de la autodestrucción.

El coaching, es este proceso de diálogo en el cual, el coach acompaña a la persona en su proceso de transformación, en el descubrimiento de sus propias limitaciones, a entender de donde provienen y como desapegarse de ellas, para poder construir una realidad donde la persona, es capaz de crear esos resultados increíbles en los diferentes aspectos de su vida.

"Todos los caminos llevan a Roma"

Hay muchas formas de trabajar el proceso de coaching, no hay uno mejor que otro, en mi opinión la mejor herramienta dependerá en gran medida del estilo de aprendizaje del coachee, algunas de las técnicas que se utilizan para este fin son, la mayéutica, el mindfullnes, la programación neurolingüística, meditación, hipnosis, ontología, física cuántica, entre muchas otras disciplinas.

Al final cualquier metodología que permita ayudar a la persona a conectar con su interior para hacer consciente sus propios pensamientos y creencias, ayudará. Sin embargo, es importante saber y tener muy claro, que el proceso de coaching nunca pretenderá indicarte que hacer y como hacerlo, ese proceso dependerá 100% de ti.

"El Coach no es un consejero, no resuelve tus problemas y no te dice que hacer."
El Coach no es tu consejero, no te da instrucciones para actuar, no toma las decisiones por ti ni arregla tu vida, es un acompañante en tu proceso de transformación que te ayuda a descubrir tus verdaderas capacidades y te invita a dejarlas actuar en tu día a día, para que construyas todo lo que te propongas. Por lo que el Coach siempre tiene claro que tu eres lo más importante y te cuida en todo el proceso.

"¿Es el coaching para todos?."
Si, cualquier persona en algún momento en su vida seguramente requerirá coaching, pero no necesariamente a un Coach, como he tratado de explicar el coaching es un proceso que puede realizar cualquiera. La reflexión y el trabajo de autodescubrimiento así como trabajar con el desarrollo de la persona no es exclusiva de un Coach, sin embargo, no siempre es fácil enfrentarse a tus propios miedos y “demonios” como para lograr trabajar con ellos, desapegarse y transformarlos en nuevos comportamientos y hábitos; es aquí donde hace sentido tener un Coach.

Adicionalmente a esto no todos están listos para crear su transformación. Para poder trabajar y obtener el mayor provecho de esta útil herramienta de vida, es necesario tener un compromiso real por querer cambiar, muchas veces decimos que queremos cambiar o ser mejores, pero al final no nos comprometemos con el proceso. Es como cuando alguien quiere dejar de fumar, sabe que le hace mal, lo dice constantemente, pero sigue comprando cigarros. Puede tener la intensión, pero no el compromiso.

"Nadie cambia hasta que la necesidad de ser mejor es más grande que su necesidad de permanecer igual"
Por qué la falta de compromiso
Esta situación se presenta en todos nosotros alguna vez y podemos decir que nadie cambia hasta que la necesidad de ser mejor es más grande que su necesidad de permanecer igual y esto generalmente ocurre cuando ya no aguantamos más o las circunstancias están a punto de rebasarnos, afectando fuertemente los diferentes aspectos de nuestra vida, es por eso que mucha gente encuentra su transformación después de situaciones críticas de su vida como un divorcio, la quiebra, un accidente, una gran desilusión, un despido, sobrevivir a una gran tragedia, etc.

No es necesario tener que llegar al limite de las consecuencias para querer transformarse, justamente el despertar la consciencia puede ayudarte a evitar tener que llegar a una situación crítica para cambiar. Si ya empezaste a sentir esa incomodidad y no estás de acuerdo con lo que vives día a día, puede ser momento de trabajar en ti y comenzar a realizar los cambios necesarios para construir tu propia realidad y tal vez es momento de buscar un Coach.

Hazte las siguientes preguntas y ve si estás listo para iniciar tu transformación.
¿Tengo claro quien soy? Se que lo que hago no define quien soy
¿Estoy completamente satisfecho con mi vida actual en todos los aspectos? Familiar, de pareja, profesión, salud, espiritualidad, negocio, mi rutina diaria.
¿Hago lo que siempre he soñado?
¿Tengo un propósito en mi vida?
¿Estoy satisfecho con la forma en que vivo mi vida y se que no hay nada mejor para mi?
¿Estoy conforme con la manera en que tomo las decisiones que afectan mi vida?
¿Quiero trascender y dejar huella en los demás?
¿Hoy vivo la vida que quiero vivir?
Mírate al espejo. ¿Ves a la mejor versión de ti? Si no es así, recuerda que mientras haya vida, hay una oportunidad de ser mejor.



Carlos Sandoval
Life Coach / Trainer / Consultor RH
Facebook icon LinkedIn icon Youtube icon

martes, 30 de junio de 2020

EMPRENDIMIENTO Y ALGO MÁS


Navegar en el emprendimiento, conlleva a involucrarse a la naturaleza altamente incierta de  buscar nuevas Oportunidades de negocio, donde el fracaso es un resultado bastante común de los esfuerzos empresariales. En ocasiones las oportunidades que se vislumbran como extraordinarias, están envueltas en riesgos e Inseguridades, con resultados desconocidos.

Aceptar la importancia de evaluar todo el entorno y las implicaciones que conlleva al fracaso, representa un avance en la toma de decisiones involucradas al proceso empresarial.

Dimensionar y ejecutar estrategias, conciliar las emociones y la autocompasión cuando logra identificar que la empresa no está generando rendimientos, son los indicadores más desafiantes al momento de tratar de deshacerse de los prejuicios y estigmatizaciones.

La montaña rusa emocional que padece al incorporar todos estos elementos en su realidad emprendedora, no define su identidad personal ni su pasión por su emprendimiento.

Al internalizar sus expectativas con sus experiencias, buscando concentrar un aprendizaje y armonía en sus actividades, logrará tener control sobre sentimientos de inseguridad sobre sus esfuerzos empresariales y el equilibrio en su vida personal.

No se desanime si su Emprendimiento no tiene o no tuvo éxito, revitalice su motivación para comenzar una nueva aventura empresarial, pero mejor contemplada. En SOYIDEM.COM, le ofrecemos las mejores herramientas para lograrlo.




Ing. Mabel Vicknair
Especialista en Gerencia de Proyectos y
Marketing Digital
LinkedIn icon Instagram icon

sábado, 20 de junio de 2020

TALENTO HUMANO: IRRELEVANTE O PRIORITARIO


Una frase de Richard Branson dice: “Los clientes no son lo primero. Los empleados son lo primero. Si cuidas de ellos, ellos cuidarán a tus clientes”. Stephen R. Covey escribió la siguiente frase: “Siempre trata a tus empleados exactamente como quieres que ellos traten a tus mejores clientes”.

De estas frases se puede concluir que los empleados en una organización son el punto más relevante en cuanto se refiere a la experiencia y al servicio al cliente, básicamente porque son ellos quienes tienen el mayor contacto.

En el libro de Seth Godin “¿Eres Imprescindible?”, nos comparten lo que se conoce como “La Ley de Krulak”. Esta les es atribuida al General del Ejército de Estados Unidos Charles Krulak, quien teorizó “que en la era en la qué hay cámaras en todas partes, así como teléfonos móviles y redes sociales, el cabo de menor rango en el campo tendrá el mayor impacto que nunca antes” (Traducción mía). Krulak escribió: “En muchos casos un soldado individualmente será el mayor símbolo de la política exterior de Estados Unidos y potencialmente influenciará no sólo la situación táctica inmediata, sino también los niveles operativos y estratégicos” (traducción mía). La Ley de Krulak propone: “Cuanto más te acerques al frente, más poder tienes sobre la marca”. Esta proposición refuerza el hecho de que son aquellos empleados que tienen más contacto con los clientes los que llevan la mayor carga para que se mantenga la relación, de manera que ciertas características permiten identificar al que podríamos llamar “el empleado imprescindible” que sería aquel que aporta humanidad, conexión y arte a su organización. Es el jugador clave, una persona muy buscada y que tiene un perfil único. Es el eje, la piedra filosofal, el que merece la pena encontrar y conservar.

Pero llegar a ser ese empleado es una decisión propia. Es nuestra actitud, y teniendo claro hacia dónde queremos llevar nuestra vida profesional, que lograremos ese impacto con los clientes como parte de una organización, lo cual permitirá ser identificados como imprescindibles.



Ing. Fernando Castellano
Gerente de Proyectos
LinkedIn icon Twitter icon