martes, 31 de marzo de 2020

EL MUNDO YA NO ES EL MISMO DE HACE TRES MESES


La cuarta revolución con su tecnología, necesidad de cambio y globalización parecía ya la tormenta perfecta para romper paradigmas; sin embargo, a esta mezcla se le ha sumado un elemento inesperado que está acelerando la aplicación de las tecnologías emergentes como nunca lo hubiéramos imaginado. La pandemia de COVID-19 disparó un experimento sin igual alrededor del planeta. Para citar un caso cercano: la empresa para la que trabaja mi esposa pasó de tener algunas decenas de teletrabajadores a contar hoy con más de 4.000 personas trabajando desde la casa, todo en menos de una semana.

La Inteligencia artificial, realidad aumentada, blockchain, big data o internet de las cosas, dejaron de ser emergentes y ahora están a flote no solo para cambiar organizaciones sino para cambiar el mundo como lo conocíamos. Soy de los que cree que la tecnología y la innovación tienen sentido para solucionar problemas reales; en esta crisis los gobiernos del mundo han puesto a prueba sus capacidades para la contención del virus desplegando diversas estrategias.

La alternativa China convirtió a las tecnologías emergentes en aliadas para ganar la lucha contra la epidemia. Su gran muralla sirvió por mucho tiempo como defensa y a la vez como un mecanismo de aislamiento del pueblo chino; hoy también existe una muralla cibernética que ha hecho que el país tenga su propia versión del mundo digital, esta “cibersoberanía” o “supervigilancia” (como se le quiera ver) busca controlar, censurar y administrar la información de cada ciudadano y tener acceso total a los datos de su población. Entonces surge la gran duda ¿dónde queda la protección de datos y la privacidad? ¿se están coartando las libertades del ciudadano? Pero si esta información ayuda a salvar vidas, ¿entonces la supervigilancia es justificable?

El bienestar colectivo por encima de las libertades individuales

China desplegó su descomunal infraestructura de supervigilancia puesta en millones de cámaras públicas, en el control sobre las redes sociales y equipos celulares, reconocimiento facial, escaneo térmico e integración con plataformas de BIG DATA e INTELIGENCIA ARTIFICIAL para conocer y rastrear con detalle los movimientos de las personas. Así, es posible identificar con precisión a un ciudadano (aunque use tapabocas), conocer su estado de salud y perfilar la atención que pueda llegar a requerir. También se han usado drones para garantizar el cumplimiento de la cuarentena o el uso de elementos de protección como los tapabocas, realizar fumigación de lugares peligrosos y hasta ha usado robots para el control de pacientes en tratamiento.

La analítica de datos es el corazón de la trasformación digital

En el momento que se redacta este artículo Wuhan está preparándose para levantar su cuarentena y para volver a circular. Las nuevas normativas indican que hay que presentar un código QR “verde” que lo emiten las autoridades y que, certifica que el portador está libre del virus. Ese es ahora el nuevo pasaporte en China.

 A pesar de los errores cometidos en la detección y contención temprana del virus, la administración de la data de la población ha convertido la información en conocimiento accionable en corto tiempo y ha dado un giro de tuerca a la crisis.

¿Existe un propósito superior para la Big Data y la inteligencia artificial? China ha demostrado que sí, y no será sorpresa que, en los años por venir, la constante innovación de las tecnologías se descubra como un recurso necesario a la hora de resolver los problemas de gran escala que deberá enfrentar la humanidad. 

Quieres saber más, te invito a ver:
https://bit.ly/33Ty5Z0
https://bit.ly/2xyWneM



Jorge Eliécer Rincón García
Cultura Ágil | Innovación | Transformación Digital del negocio
LinkedIn icon


martes, 24 de marzo de 2020

REESTRUCTURACIÓN DE DEUDA


Algunos hemos escuchado en los últimos días el termino reestructuración de deuda, sin embargo este es un concepto bastante abstracto para aquellos que no conocen mucho de banca. Voy a intentar explicarles desde mis propias palabras:

Reestructuración de deuda es la modificación de las condiciones iniciales de un préstamos u obligación bancaria, producto del deterioro de las condiciones actuales del cliente. Es un acuerdo entre ambas partes, donde le permite al banco recuperar los fondos ya sea a más largo plazo o generando al final menos ingresos, y al cliente le permite hacerle frente a sus obligaciones de una manera más cómoda.

Algunos tipos de reestructuración son:

Disminución de la tasa de interés: la mensualidad que se paga está compuesta del capital (monto que debemos regresar al banco, que en una gran parte se toma de los depósitos de clientes) y los intereses producto de la tasa a la cual nos prestaron los fondos (ingreso por intereses de los bancos), una disminución de la tasa de interés pactada, puede transformarse esencialmente es dos modificaciones. La primera un ajuste del pago mensual, ya que al ser más baja la tasa que debemos pagar, también disminuye el monto mensual ( lo más realista para la situación actual) y la segunda opción es mantener la misma mensualidad y abonar más a capital mensualmente, lo que conlleva el repago de la obligación a más corto plazo.

Extensión de plazo: cuando tomamos un créditos decreciente (Hipoteca, Préstamos Personal, Préstamos de auto, etc.) tenemos una fecha de inicio y una fecha final o de último pago; una opción que pueden dar los bancos es extender esa fecha final de pago, lo que a su vez le permite al banco disminuir la mensualidad del cliente para que pueda hacer frente a sus obligaciones.

Moratoria de "X" cantidad de días: en este caso lo que se está planteando es que el cliente no realice los pagos correspondientes a las mensualidades contratadas  por un espacio estipulado de tiempo. Es importante aclarar que esto no quiere decir que los bancos están condonando estos montos, lo usual en estos casos sería aplicar alguna de las condiciones planteadas arriba. Por ejemplo, no pagar esos 3 meses, pero extender el plazo de la obligación para cubrir estas mensualidades caídas. Otro escenario sería colocar todo este monto no pagado como un último pago(acumulado) o "balloon", de esta manera se le da un respiro momentáneo  a los clientes para afrontar la situación actual.

Hay otra serie de herramientas que poseen los bancos para reestructurar la deuda de sus clientes, y estoy a la orden para abordar y profundizar si me contactan o en artículos posteriores, sin embargo lo más importante es que usted  se informe para poder escoger la fórmula  que más se acomode a su necesidad.


Randall Arosemena Díaz
Presidente de PayMe
Experto en Gestión de Recuperación de Créditos
LinkedIn icon Instagram icon

miércoles, 18 de marzo de 2020

EVOLUCIÓN DIGITAL, LA CONTINUACIÓN DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL


Para algunos la transformación digital no existe, para otros es una moda comercial de algunas empresas consultoras o de empresas tecnológicas; personalmente estoy seguro que es una realidad.

Tengo la fortuna de ser uno de los pioneros en Latinoamérica en la investigación de transformación digital. Cuento con una experiencia de más de 20 años trabajando en proyectos digitales, más de 11 años participando en investigaciones de innovación digital y 9 años investigando el tema de transformación digital. Me inclino hacia la escuela de Andrew Mcafee y George Westerman, ya que gracias a su trabajo de investigación y sus experiencias, he logrado interpretar y aplicar estrategias transformadoras a varias empresas.

Cuando hablamos de transformación digital pensamos en el salto hacia un estado de cambio permanente que las organizaciones deben dar a causa de la evolución exponencial de la tecnología.  Estas tecnologías disruptiva está logrando su aplicabilidad en los diferentes momentos del cliente: cambiando modelos de negocio, la cultura organizacional, el talento humano que hoy tenemos y tendremos en nuestras empresas, y en ocasiones actuando como un diferenciador en los productos o servicios. Son numerosos los cambios a los cuales nos estamos enfrentando y por eso la necesidad de transformar nuestras empresas con el apoyo de habilitadores tecnológicos.

Hace 8 años nació el modelo de transformación digital GAT (Ver modelo aquí), el cual busca la transformación en todo el modelo de negocio, con base en el cliente y enfocado en 5 estrategias de contacto: humano, producto, canales de venta, servicio (atención) y marketing, las cuales son intervenidas transversalmente por los procesos y la tecnología.  Este modelo pretende ayudar a implementar de forma organizada la transformación digital, comenzando con una nueva cultura adecuada y un talento idóneo, definiendo un foco estratégico, gestionando las tendencias y realizando ejercicios de prospectiva para que finalmente alcancemos un modelo de negocio sostenible con una experiencia del cliente que genere diferencia en el mercado.


Estamos atravesando una evolución digital (algunas consultoras lo mencionan como post-digital era)


Hace 2 años me di a la tarea de empezar otra investigación: ¿qué estaba pasando con las empresas que habían logrado una TD y cómo estaba beneficiando sus modelos de negocio? Encontré que gracias a su TD estaban logrando sostenibilidad y otras logrando aumentar sus clientes y por supuesto aumentar sus ventas. La transformación digital no es desarrollar un proyecto y listo, es poder continuar generando valor y logrando compañías más eficientes y dinámicas. Para obtener esto se tiene que trabajar todos los días en la búsqueda de nuevas formas de hacer las cosas, revisar los KPI definidos, innovar en todos los contactos con el cliente, gestionar cada tendencia que empieza a tomar fuerza. No comparto las planeaciones estratégicas a plazos de uno, dos, tres años; pienso que continuamente se deben hacer ejercicios de prospectiva para lograr entender hacia donde debemos encaminar nuestras acciones. Igualmente, efectuar innovación constante, revisar y actualizar continuamente los proyectos implementados de cara al cliente basándose en la retroalimentación del consumidor, buscando sostenibilidad y diferenciación en los nuevos proyectos. La experiencia del cliente puede variar, por lo tanto, debemos actuar rápidamente y proponer cambios exitosos.

Seguramente para algunas empresas la TD está en exploración o empezando, lo importante es que este proceso (o estrategia) no se quede en un proyecto, se debe comprender que es una construcción constante. Un buen ejemplo es UBER: una empresa que nace de forma digital y con un modelo disruptivo, pero otros actores del mismo sector han logrado cambiar el valor y se han posicionado fuertes en el mercado con opciones diferentes. La importancia es buscar constantemente el valor diferenciado ofrecido al cliente, pues hoy nuestros mayores competidores pueden estar en sectores diferentes y no necesariamente en el que nos movemos.

La evolución digital nos ayudará a generar valor constante apoyados en las nuevas tecnologías nacientes y las evolutivas, enlazadas con innovación aplicada.


Gabriel Alzate Tobon
Innovación | Transformación y Evolución Digital
LinkedIn icon Twitter icon Instagram icon