martes, 24 de marzo de 2020

REESTRUCTURACIÓN DE DEUDA


Algunos hemos escuchado en los últimos días el termino reestructuración de deuda, sin embargo este es un concepto bastante abstracto para aquellos que no conocen mucho de banca. Voy a intentar explicarles desde mis propias palabras:

Reestructuración de deuda es la modificación de las condiciones iniciales de un préstamos u obligación bancaria, producto del deterioro de las condiciones actuales del cliente. Es un acuerdo entre ambas partes, donde le permite al banco recuperar los fondos ya sea a más largo plazo o generando al final menos ingresos, y al cliente le permite hacerle frente a sus obligaciones de una manera más cómoda.

Algunos tipos de reestructuración son:

Disminución de la tasa de interés: la mensualidad que se paga está compuesta del capital (monto que debemos regresar al banco, que en una gran parte se toma de los depósitos de clientes) y los intereses producto de la tasa a la cual nos prestaron los fondos (ingreso por intereses de los bancos), una disminución de la tasa de interés pactada, puede transformarse esencialmente es dos modificaciones. La primera un ajuste del pago mensual, ya que al ser más baja la tasa que debemos pagar, también disminuye el monto mensual ( lo más realista para la situación actual) y la segunda opción es mantener la misma mensualidad y abonar más a capital mensualmente, lo que conlleva el repago de la obligación a más corto plazo.

Extensión de plazo: cuando tomamos un créditos decreciente (Hipoteca, Préstamos Personal, Préstamos de auto, etc.) tenemos una fecha de inicio y una fecha final o de último pago; una opción que pueden dar los bancos es extender esa fecha final de pago, lo que a su vez le permite al banco disminuir la mensualidad del cliente para que pueda hacer frente a sus obligaciones.

Moratoria de "X" cantidad de días: en este caso lo que se está planteando es que el cliente no realice los pagos correspondientes a las mensualidades contratadas  por un espacio estipulado de tiempo. Es importante aclarar que esto no quiere decir que los bancos están condonando estos montos, lo usual en estos casos sería aplicar alguna de las condiciones planteadas arriba. Por ejemplo, no pagar esos 3 meses, pero extender el plazo de la obligación para cubrir estas mensualidades caídas. Otro escenario sería colocar todo este monto no pagado como un último pago(acumulado) o "balloon", de esta manera se le da un respiro momentáneo  a los clientes para afrontar la situación actual.

Hay otra serie de herramientas que poseen los bancos para reestructurar la deuda de sus clientes, y estoy a la orden para abordar y profundizar si me contactan o en artículos posteriores, sin embargo lo más importante es que usted  se informe para poder escoger la fórmula  que más se acomode a su necesidad.


Randall Arosemena Díaz
Presidente de PayMe
Experto en Gestión de Recuperación de Créditos
LinkedIn icon Instagram icon

No hay comentarios:

Publicar un comentario