viernes, 10 de abril de 2020

¿CÓMO EMPEZAR A CREAR NUEVOS INGRESOS SIN ABANDONAR TU PROFESIÓN?


El COVID llegó a nuestras vidas y ha generado un impacto como lo señala la teoría de “El cisne negro”, metáfora que describe un suceso sorpresivo de gran consecuencia socioeconómica. Los sucesos tipo cisne negro fueron descritos por Nassim Nicholas Taleb en su libro que lleva ese título: el internet, la Primera Guerra Mundial y los atentados del 11 de septiembre de 2001.

¿Qué pasará? ¿cuánto durará? nadie lo sabrá. Aunque los gobiernos tratan de diseñar medidas para proteger a las empresas y personas, el qué hacer y cuánto aguantaran las finanzas personales dependerá exclusivamente de nuestra forma de pensar y reaccionar.

Las recomendaciones más escuchadas en los medios se han centrado en reinventarse, ser austeros, negociar benéficos con acreedores y mantener la calma. Muchas de estas herramientas (no todas) son difíciles de aplicar o ver resultados en el corto plazo. Muy poco se ha escrito sobre cómo encontrar oportunidades de ingresos en tiempos de caos, y este es la motivación de este artículo, resaltar ideas para generar ingresos desde el corto plazo hasta el largo plazo desde las finanzas personales y el mercado de capitales. Para este último tema he invitado a una experta en el tema, Carolina Escalante, economista con maestría en finanzas y amplia experiencia mercado de capitales, sector energético, educación y consultoría.

Encontrando oportunidades en el caos desde las finanzas personales.
Por Jaime Collazos Rodríguez

Una cosa si es cierta. Si las personas no pueden salir, tampoco podrán demandar productos, por ende, muchas empresas van a cerrar y finalmente, será difícil conseguir un nuevo empleo. Trabajar en fuentes externas de ingresos y no depender de uno solo será la prioridad. Para ello, es fundamental redefinir nuestros ingresos básicos y tratar de conseguirlos para subsistir mientras pasa la pandemia. En otras palabras, es empezar a crear nuevos ingresos sin abandonar tu profesión. Tarea difícil, pero todo puede comenzar pensando qué ofrecer que la gente quiera comprar desde sus casas y pasar cuarentena.

Para responder esta pregunta será fundamental aprovechar las habilidades aprendidas en tu profesión o experiencia de vida aplicando estas cinco acciones:
1.llegó la hora de aplicar las ideas innovadoras de tus viajes al extranjero.
Identifica si es posible aplicar la idea de negocios que viste en tus últimos viajes y que no existen en la ciudad donde resides. Por ejemplo, muchas personas mayores de 60 años tienen necesidades por resolver y que no lo pueden hacer solas. Cree servicios que puedan satisfacer esta demanda: venta de almuerzos y cenas balanceadas, domicilios de sus medicinas, entre otros.

2. Identifique casos de éxitos
Inspeccione entre su familia, amigos y conocidos, si alguno de ellos produce algún producto de manera exitosa para su consumo diario. Pídale que se lo enseñe hacer y replíquelo de manera comercial. Luego consiga una empresa que le preste el servicio de domicilio para entregar este producto. Por ejemplo: postres o algún producto de panadería. ¿a quien no se le antojaría comer un postre después del almuerzo en casa o comer un delicioso croissant caliente en la tarde acompañado de un café colombiano?

3.Seleccione un mal servicio.
Cree un negocio a partir de una insatisfacción de un servicio y mejórelo. Por ejemplo, en las grandes ciudades las grandes cadenas de supermercados no están dando abasto con sus servicios de domicilios. Contrate un camión, compre gran cantidad de alimentos en los centros de abastos, almacénelos y comercialícelos en barrios de su ciudad. Para ello, haga publicidad en todos los conjuntos residenciales de su servicio. Trate que los alimentos lleguen en buen estado y frescos, así ganará fama en poco tiempo en esta coyuntura.

4.Analice oportunidades que mejoren el uso del tiempo.
Cree negocios que optimicen el tiempo de las personas. Vital sacarle aprovechar al mundo online. Una tienda de comercio electrónico de víveres de primera necesidad hacia los pequeños centros urbanos o rurales donde las grandes tiendas no tienen cobertura. Por ejemplo, en Colombia existe una plataforma que conecta a las tiendas pequeñas, sin importar su ubicación, con la gente de los barrios mediante geolocalización.

5.Escribir libros, grabar audios o música.
Utilice todo el conocimiento y experiencia que usted ha aprendido hasta el momento para compartirlo con los demás, esto le servirá para  crear seguidores que serán futuros clientes. Por ejemplo, existen personas que utilizan su experiencia para escribir libros o blocks donde se les enseña a las personas como cuidar su salud desde una dieta sana de bajo costo o cómo hacer un verdadero plan de ejercicios al aire libre sin necesidad de pagar un gimnasio. Finalmente, tener en cuenta que la normalidad no llegará en unos días. Tenga en cuenta que la Crisis es oportunidad, pero también se convierte en un punto decisivo. ¿Qué etas esperando para empezar?

Encontrando oportunidades en el caos desde la inversión:
Por Carolina Escalante

Es más fácil opinar que decidir, hablar en vez de actuar, por ello, es momento de atreverse a encontrar oportunidades en tiempos de crisis. Como primer paso no debemos subestimar nuestra fuerza transformadora para tomar las riendas financieras de las empresas, lo que exige  acciones inmediatas para reaccionar a la nueva realidad. Dejamos algunas recomendaciones para enfrentar el panorama:

1. Centrarse en lo importante: gestionar flujo de caja
Es claro que se habían establecido presupuestos agresivos para enfrentar el 2020, evidentemente, esto va a conllevar más tiempo y requiere tomar medidas para tomar el control de la situación. Por ello, lo importante es tomar el control del flujo de caja de las empresas. En este sentido, se debe proyectar el tiempo estimado con el cual se cuentan con recursos disponibles, en caso de no contar con los mismos, es imprescindible buscar mecanismos de disminución en costos o incremento en eficiencias como lo son: renegociar tarifas bancarias, plazos, tasas de créditos, pago a proveedores, entre otras.

2. Acelerar la transformación digital financiera: primer paso para agilizar su tesorería
A medida que el aislamiento social se extiende, es casi impensable dejar de utilizar un celular, el computador o tablets, por lo cual, es una gran oportunidad para gestionar los servicios financieros desde la nueva ola llamada “Neobancos”, entidades financieras que tienen su operación 100% digital, disminuyendo para el cliente los desplazamientos y contacto humano, brindando productos innovadores y lo mejor, a menor costo. La virtualización del ciudadano, implica que el mundo Fintech ha llegado para quedarse y ofrecer acceso a la información desde cualquier lugar.

3. El que pueda invertir: realizarlo con prudencia y de manera escalonada
De ahora en adelante debemos familiarizarnos con la “coronomics”, termino acuñado para entender las consecuencias de la nueva era económica afectada por el virus. En esta nueva realidad, es imperativo gestionar los recursos de una manera eficiente, teniendo en cuenta que nos enfrentaremos a un escenario de altas volatilidades, incertidumbre y con la convicción que se aproxima una recesión a la vuelta de la esquina. Por ello, invertir en momentos turbulentos  requiere no dejar que las emociones nos dominen (finanzas del comportamiento), por lo que se sugiere, establecer objetivos de mediano y largo plazo, así evitamos decisiones precipitadas y damos paso a que nuestras inversiones maduren.

En este orden de ideas, es evidente que existen oportunidades de inversión, por lo cual, aquí mencionamos algunas estrategias:
1) No sea preso del pánico, si ya tiene inversiones (inmuebles, bienes, activos), recuerde que son objetivos de mediano plazo y en esta coyuntura salir a venderlos seria materializar pérdidas.
2) Si dispone de liquidez y de un horizonte de inversión de más de 3 años, recomendamos acciones, por ejemplo: sector de servicios públicos y consumo básico, los cuales son sectores naturalmente defensivos.
3) Si tiene acceso a mercados internacionales sugerimos comprar gradualmente: sector salud, tecnológico (inteligencia artificial: la cual va más rápido que el cerebro humano), biotecnología y en menor medida los grandes nombres del sector turismo que seguro experimentarán en los años venideros, mejores épocas.
4) Se sugiere realizar inversiones de manera periódica o gradual en el mercado de capitales, es decir, no todo realizarlo en el mismo momento. Por ello, es recomendable realizar compras mensuales o trimestrales en cualquier instrumento de inversión lo que le permitirá reducir el riesgo.
5) Diversificar es de sentido común. Por tal razón, se debe repartir el riesgo invirtiendo en diferentes sectores, geografías, plazos e indicadores, esto evita erosionar las rentabilidades cuando aparezcan de nuevo las volatilidades. Para ello, es recomendable buscar fondos de inversión colectiva que cuenten con filosofías de inversión que apliquen dicho principio.

Seremos “corona dependientes” en la información, por lo tanto, es un factor que estará presente en nuestra decisiones. Hay que entender que el mundo se detuvo y cuando vuelva a girar es importante estar diversificados y con algo de inversiones, no sabemos cuando va a parar la volatilidad, por lo que la gradualidad en las compras o ventas deben ser la constante.

Por último creemos que la economía se recuperará en forma de U, es decir, después de una caída viene una recuperación lenta y con daños que persistirán en el tiempo, por eso, hay que prepararnos para nuevas embestidas, y así como lo decía Benjamin Graham “a largo plazo los mercados recuperaran la cordura”, lo que nos hace pensar que hay que estar invertidos y aplicando el principio más básico para gestionar las finanzas; diversificación de ingresos.



Jaime Collazos Rodriguez
Mentor en Inteligencia Financiera | Fundador Dinero Emocional
LinkedIn icon

No hay comentarios:

Publicar un comentario